Home
HISTORIA

Un poco por casualidad y otro porque el destino así lo quiso el Handball en Luján se afianzó por el éxodo de chicos hacia otro deporte. El fútbol. Por ese entonces, 1974, fue una importante camada de jóvenes la que dejó el club de San Martín para probar suerte con el fútbol profesional. Dentro de ese grupo el que mas se destacó fue Jorge "el chino" Coudannes. Jugó en River (1979-81), Talleres de Córdoba (1982) y San Lorenzo (1983-85). Su carrera y su vida fueron detenidas por dos jóvenes que lo mataron al querer asaltarlo.Marzo de 1971 fue el punto de partida del campo de deportes. El nombre oficial “Centro Recreativo Instituto Nuestra Señora de Luján” (CRINSDEL). El colegio nombró como Director del CRINSDEL a Carlos Alberto Pittaro (ex-alumno) que junto a Ricardo Biasuto entrenaban a los alumnos del colegio y competían en los torneos de fútbol FICDA. Al mismo tiempo y con el afán de enseñarles otro deporte Pittaro alternó las practicas de futbol con las de otro deporte. Fue así como el handball se metió en la vida de aquellos pibes. Ese año y con el objetivo de perfeccionarse solo hicieron competencias internas.

Los juegos promocionales, de 1972, -que organizaba el club River Plate - fueron parte del primer torneo en el que participó un equipo de nuestro club. Un año mas tarde la categoría Menores obtuvo el primer Campeonato en FICDA. Como era una costumbre de esos tiempos Luján fue partícipe de los famosos torneos “Evita”.
En 1974 se produce el “exodo” y Pittaro decidió encaminar a sus alumnos en otras actividades. Evitando así la sangría. Ese año el club se afilió a la federación de Voley y compitió en sus torneos.

 

El handball tuvo que esperar un año mas ya que el tiempo límite para afiliarse había pasado. En marzo de 1975 Luján ingresó a la Federación Argentina de Handball (FAH). Infantiles, Menores, Cadetes y Juveniles como divisiones inferiores. Y estos últimos fueron los que también afrontaron el campeonato de Segunda división de Mayores. El primer año -esos pibes- casi logran la hazaña de ascender. Les faltó muy poco, perdieron la final contra Ferro por un marcador muy ajustado. Horacio Nieri (armador), Guillermo Vidal (pivot), Alejandro Ferreira (puntero izquierdo), Carlos Pittaro (armador), Ricardo Bruzo (arquero), Carlos Tejedor (puntero derecho) y Roberto Caciola (armador) formaron parte de ese plantel.

Infantiles y cadetes fueron subcampeones y de allí salieron muchos de los jugadores que doce años mas tarde (1987) conseguirían el primer título de importancia; "La Liga Nacional". Polizzoto, Lozano y Muras son algunos de ellos.
El '76 trajo como novedad la primer invitación para competir en el interior del país. Jujuy por intermedio del profesor Marcelo Zelaya lo hizo posible.

Nuestros infantiles y menores compitieron en Maipú (Mendoza). Fue el comienzo de continuos intercambios. Además de Mendoza y Jujuy luego se agregó Córdoba. Mucho mas tarde y con el correr de la década del ochenta y noventa Luján estuvo presente en numerosas provincias del país como también en los países limítrofes.
El prestigio del club fue creciendo y el torneo -jugado a partir de 1977- que organizaba el Instituto Geográfico Militar ayudó mucho a la reputación que fue ganando Luján. Cientos de chicos del interior del país se concentraban cada año en Buenos Aires para jugar handball. El entusiasmo por este torneo desarrollo el deporte en los clubes y colegios de las provincias.
El fin de año trajo la alegría del ascenso. Fue el primero y frente a CEF 13 (Ahora INEF) dirigido por José Márquez. El partido se jugó en el “gimnasio de Luján” y fue de trámite emocionante.

La victoria fue por solo un gol y lo concretó un juvenil. Su nombre es José Vilas que faltando pocos segundos para terminar el partido anotó el gol de la victoria, el de la alegría; el del ascenso a primera (actual Liga de Honor). Este partido no solo marcó una victoria importante, sino que también la gloria y el ocaso de este gimnasio ya que un año después la FAH lo inhabilitó y nunca mas se disputo un partido allí. Pero el comienzo del año trajo un nacimiento. Y fue del lugar donde los LUJÁNeros pasan gran parte de su vida. Un lugar que fue cuna de grandes jugadores que hicieron historia en el handball y en el club. Ese lugar es el que conocen todos como "El playón".
Del 78 al 80, Pittaro dedicó parte de su vida a las divisiones inferiores. Estas poco a poco se hicieron fuerte en los campeonatos de la federación.
En 1979, el paso en falso lo dan los mayores que descendieron. Varios jugadores dejaron el club y se pagó caro el recambio. Pittaro dejó esta división en manos de Jorge Rossi (1980-1984). Rossi logró un ascenso a la primera, un descenso y el ascenso nuevamente que duró hasta el pasado año 2003, en el cual Luján descendió a primera división tras un tercer partido desempate contra el sorpresivo equipo marplatense de A.C.H.A. En este último logro también había participado Víctor Navarro (1985). Carlos Payeras comenzó su tarea de técnico en 1986 pero imprevistamente dejó el cargo a mitad de año. Esto obligó a Pittaro a retomar las riendas de los mayores que no volvió a soltar hasta hace algunos años.

El año 1987 quedó marcado en el club como el bautismo de fuego y el comienzo de una historia que hasta ahora es "brillante".Se logró ganar la primer Liga Nacional. Algunos de los jugadores que jugaron la final son estos: Polizzotto, Osorio, Muras, Lozano, Plati, Alvarez, Piva, Capenti, Trotta y Garibaldi. De ese plantel solo un jugador actualmente está en actividad (o casi)... nada más que el entonces juvenil Cristian Plati que definido por su técnico fue la figura y a la vez la revelación del campeonato. Esto le permitió a Luján participar del sudamericano del cual Plati fue el figura y goleador.
A pesar que en el 88 no pudo retener el "Nacional" ganó los cuatro torneos restantes. Apertura, Clausura, 25 de mayo y Confraternidad. El tercer paso costó un poquito más Y pasó todo 1989 sin títulos. Pero en el año 90 Luján volvió a la carga y repitió el "Nacional". La camada joven estaba sintiendo el cambio de inferiores a la categoría mayor y pagó el derecho de piso. Derecho que mas tarde se lo cobró, y con altos intereses. La malaria solo fue sofocada con el torneo Vendimia en 1992. "Cuando empecé nunca me imaginé que llegaríamos a esto. Éramos un grupo de buenos jugadores, al que se fue sumando gente de las inferiores y terminamos consolidando este plantel" afirmó a la revista "El Gráfico" Cristian Plati.

Las mala racha se acabó con el comienzo de 1993 fue el punto de partida para este Dream team (Martín Viscovich, Gabriel Canzoniero, Rodolfo Jung, Ariel Petrini, Adrián Pisani entre otros, mas los que estaban comenzaron a darle forma a esta historia exitosa) que empezó a arrasar con todos los torneos y todos los equipos que se le cruzaron. Nacional, Malvinas Argentinas, Recopa, Supercopa, Metropolitano, Apertura, Clausura, José María Muñoz.
Mas tarde Cristian Canzoniero, Gonzalo Viscovich, Walter Giangrossi, Víctor González, Humberto Ramírez, Juan Jung se fueron agregando al equipo dándole diversas variantes a Carlos Pittaro.

El Sudamericano de clubes ganado en el 97 en Brasil fue el máximo momento de gloria de este equipo. El nivel de este grupo y sobre todo de los jugadores de selección lo hicieron posible.
Fue duro porque se jugó en desigualdad de condiciones. Un equipo amateur como el nuestro contra uno profesional.
La hazaña fue posible y sacarle el torneo a Metodista en Brasil fue de un gesto casi heroico.
Son en total 36 torneos oficiales. Empezando por aquel primer Nacional de 1987 hasta la flamante adquisición
"el torneo Federal 2000".

 
 

El Sudamericano de clubes ganado en el 97 en Brasil fue el máximo momento de gloria de este equipo. El nivel de este grupo y sobre todo de los jugadores de selección lo hicieron posible.
Fue duro porque se jugó en desigualdad de condiciones. Un equipo amateur como el nuestro contra uno profesional. La hazaña fue posible y sacarle el torneo a Metodista en Brasil fue de un gesto casi heroico.
Son en total 36 torneos oficiales. Empezando por aquel primer Nacional de 1987 hasta la flamante adquisición "el torneo Federal 2000".

Sin olvidarnos de la gran cantidad de torneos amistosos ganados y la rica historia que Luján cosechó en divisiones inferiores. Es por eso que le damos las gracias a los jugadores, técnicos, dirigentes, padres y familiares que apoyaron y apoyan este emprendimiento. Porque esa combinación de sucesos fue la que le dio grandeza a este club. Son estos éxitos los que colocan en la cúspide a Nuestra Señora de Luján. Que además de ser indiscutido se ganó el honor de ser llamado el "CAMPEON DEL SIGLO".

NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN fue, en los últimos años, el "líder indiscutido" de este deporte ya que además de haberse adjudicado la mayoría de los torneos realizados, fue Campeón Nacional en los años 1987, 1990 y en forma consecutiva entre los años 1993-2001, obteniendo en total 39 títulos.

Torneos: Apertura, Clausura, Metropolitano, Copa José M. Muñoz, Recopa, Nacional.

 
 

También tuvo jugadores distinguidos con los premios OLIMPIA DE PLATA los años 1993-1994-1995-1996-1997-1998-2000-2001 y REVELACIONES DEPORTIVAS DEL DIARIO CLARÍN los años 1991-1993-1995-1996-1997-1998-2000. Además en Septiembre de 1997 se consagró "Campeón Sudamericano de Clubes" disputado en Brasil siendo el segundo equipo argentino en lograr esa distinción.
Liga de Honor Damas, también tuvo una destacada actuación en el deporte obteniendo el Titulo de Campeón Nacional en los años 1994 y 1999.

 
En la actualidad, Luján ha logrado el ascenso a Liga de Honor nuevamente a finales de 2007 (estuvo durante 4 años jugando en primera) con un equipo conformado en su mayoría por jugadores jóvenes provenientes de las inferiores y algunos más experimentados de otras camadas gloriosas.
El 2012 nos espera con un sinfín de sorpresas y nuevas sensaciones, pero por sobre todo, con mucha esperanza y la ilusión renovada de volver a Luján a lo mas grande del handball nacional.
 
Design by Urupe.com.ar